Actualidad
Por Ana María Aceitón , 15 de septiembre de 2021

Gremios forestales y pymes madereras inician sistema para evitar comercio ilegal

  Atención: esta noticia fue publicada hace más de un año
Compartir

Se trata de un Sistema de Origen y Trazabilidad de la Madera, que permite conocer el origen y trayectoria de la madera que se extrae de un bosque hasta su destino final.

Un total de 69 empresas pymes, medianas y grandes de la industria forestal han adherido al sistema de Origen y Trazabilidad de la Madera “Buena madera, confiable desde su origen” que impulsan los gremios forestales y pymes madereras del país para reducir el robo y tráfico ilegal de madera, delito creciente en Chile y que anualmente deja pérdidas por más de 70 millones de dólares y que se ha intensificado en los últimos años.

La iniciativa fue presentada en el recinto Sofo de Temuco, oportunidad en que el presidente de Corma Araucanía, Los Ríos y Los Lagos, Cristian Durán, señaló que “el sector maderero ha hecho un esfuerzo tremendo en ser responsables en la creación de valor asociado a la madera. Debemos y estamos esforzándonos aún más en promover tecnologías y manejos sustentables. El comercio ilegal no asegura el cuidado del entorno y atenta contra la sustentabilidad”.

El dirigente sostuvo que “para quienes trabajamos en la madera, sabemos que los árboles son vida; en su crecimiento fijan el carbono de la atmósfera lo que constituye una acción directa contra los gases que provocan el efecto invernadero y sus consecuencias en el cambio climático. Si lo acompañamos con un manejo sustentable de nuestros bosques y un cuidado de nuestro entorno es indudable el aporte del sector a nuestro bienestar. La buena madera es más limpia, segura y sustentable, comprar buena madera es pensar en el futuro y en nuestro entorno, es construir con calidad y dejar de financiar redes delictuales para promover el bienestar y desarrollo en armonía con la gente.".

En su intervención, José Hidalgo, presidente nacional de la Asociación de Contratistas Forestales -Acoforag-, valoró este tipo de campañas para cortar la cadena de financiamiento de la venta ilegal de madera y de los robos y ataques que sufren cada año. “Necesitamos garantizar la seguridad para nuestros trabajadores, nosotros generamos empleos a 30 mil trabajadores, somos una fuerza laboral para el país súper importante y tenemos hasta el momento 302 atentados, pérdidas de 30 empresas y esta es una herramienta sin duda que ayuda a que cortemos el financiamiento del terrorismo y de las malas prácticas de este país.”

A su vez, el presidente de Pymemad Los Ríos, Patricio Escalona, destacó que este tipo de instancias permiten a los gremios trabajar unidos para erradicar la ilegalidad del sector. “Nosotros estamos muy motivados de estar participando de esta campaña, porque hoy la competencia es desleal frente al robo de madera, a las condiciones que tiene esta gente que no paga impuestos, que no pagan la materia prima, que trabaja de manera irregular y para nosotros es una tremenda amenaza para el futuro de nuestro rubro… Nosotros vemos a personas enriqueciéndose ilícitamente y nosotros como gremio estamos dispuestos a cooperar para contribuir a que esto no siga pasando.”

Cómo funcionará el sistema

El sistema de Origen y Trazabilidad de la Madera es impulsado por la Asociación Chilena de Biomasa, Achbiom; la Asociación Gremial de Pequeños y Medianos Industriales de la Madera, Pymemad; la Asociación de Contratistas Forestales, Acoforag; el Colegio de Ingenieros Forestales de Chile, Cifag, la Asociación de Propietarios de Bosque Nativo, Aprobosque; y la Corporación Chilena de la Madera, Corma, gremios que decidieron unir fuerzas para implementar un manual de buenas prácticas para quienes se dedican a la compra y producción de madera.

El sistema permite conocer el origen, recorrido y destino de la madera que se extrae de un bosque y busca que los consumidores prefieran madera legal y de origen conocido, ya sean troncos o madera procesada para su venta en retail, abastecimiento de plantas industriales, obras de construcción, consumo hogareño o reparaciones y mejoramientos de vivienda.

Esta acción busca, principalmente, proteger a los trabajadores y especialmente a pequeños y medianos propietarios de bosques y pymes madereras. También busca evitar el daño ambiental que ocasiona este delito. Al respecto recordaron que en Chile hay 23 mil propietarios de bosques productivos, 90 mil propietarios de bosque nativo y 19 mil empresas que operan en la actividad forestal, y que generan fuentes de trabajo para más de 300 mil personas.

Para la implementación del sistema, los gremios han contado con el apoyo colaborativo de Conaf y del Servicio de Impuestos Internos, SII.

Un medio especializado de Grupo DiarioSur.

Powered by Global Channel