Encuentro Cooperar para Emprender - FRUTILLAR - Programa Dinamiza CORFO 2024

En vivo desde Frutillar
Bakanes
Por Valentina Cortés Lehuei , 28 de junio de 2023 | 20:00

Volver a las raíces marca la historia de La Piká de Kika y Konicrima Restaurant en Puerto Octay

  Atención: esta noticia fue publicada hace más de 11 meses
Los impulsores de ambos locales en Puerto Octay, Cristian Oyarzún y Lexy Franzinni. Crédito: Cedida.
Compartir

Al regresar a su ciudad natal, Cristian Oyarzún, emprendió junto a su familia el sueño de tener su propio establecimiento, lo que gracias al esfuerzo hoy ve reflejado en sus dos locales.

Buscando su independencia financiera y la respuesta a su sueño de tener un local propio luego de trabajar por más de 20 años en Santiago, como administrador en restaurantes, Cristian Oyarzún regresó a su ciudad natal, Puerto Octay para hacer realidad esta meta junto a su familia con sus dos emprendimientos La Piká de Kika y Konicrima restaurant.

“La motivación siempre fue mi familia, para poder entregarles un mejor bienestar personal y económico. Siempre quise tener un local propio y cada vez que viajaba desde Santiago a Puerto Octay de vacaciones me daba cuenta de que faltaba un restaurante con comida casera; entonces, finalmente se dio la oportunidad de emprender”, comenta Cristian a Diario Emprende.

Enfocado en concretar sus proyectos y retomar su vida en la zona sur del país, el emprendedor y padre encontró la oportunidad que estaba esperando cuando un local quedó disponible y al darse las condiciones, comenzó el camino del que sería su primer negocio, La Piká de Kika.

“Como en Santiago había administrado locales grandes de comida ya tenía conocimiento en el tema de la gastronomía. El primer local fue la Piká de Kika que se dio gracias a que un vecino me dijo: “Si algún día entrego este local espero que usted lo administre” , así fue y comenzamos a desarrollar nuestro negocio junto a mi señora Lexy Franzinni quien fue fundamental en este camino”, relata el emprendedor.

En este primer local junto a su esposa y  dos cocineras comenzaron a vender menús de comida casera y comida rápida teniendo una muy buena respuesta de quienes probaban sus preparaciones y haciéndose conocidos por los comentarios de sus comensales. 

Con esta positiva acogida el crecimiento de sus negocios iba en aumento, pero distintas situaciones que los llevaron a iniciar todo nuevamente los orilló a replantearse la idea de sí debían continuar con sus proyectos, sin embargo, Cristian confiesa que en estos momentos lo principal fue el apoyo familiar, la constancia y el estar innovando constantemente sus productos.

Gracias a ello se presentaron las circunstancias antes de la pandemia, para levantarse y abrir otro local “Konicrima restaurant” en el cual aún permanecen y siguen deleitando a sus visitantes con sus ricas preparaciones.

Los frutos del esfuerzo 

Tras siete años de haber iniciado este sueño familiar, el impulsor de ambos locales, Cristian Oyarzún, reflexiona sobre el desarrollo de los emprendimientos familiares, los cuales hoy en día dan trabajo a 20 cocineras y garzones. 

La Piká de Kika es el local familiar en donde se ofrece a los turistas y vecinos comida para llevar. Hay comida casera, como cazuela de vacuno y prietas, hasta pichangas y chorrillanas. En tanto en “Konicrima restaurant” se podrá encontrar una variada carta, con platillos como salmón, merluza, lomo de cerdo, menú del día, entre muchos más. 

“Empezamos solo mi señora y dos cocineras. Hoy en día le damos trabajo a 20 cocineras y garzones gracias a Dios. La buena acogida que tenemos se debe a nuestros precios y la calidad". 

"El administrar grandes locales en Santiago me ayudó en el tema costo y como siempre digo.la perseverancia es muy importante hay días buenos y malos, pero siempre los días buenos son más”, destaca Cristian.

Por último el padre y emprendedor comenta que en un futuro esperan continuar trabajando para perfeccionar sus productos y seguir creciendo para así poder abrir un tercer local.

Conoce más información sobre ambos locales, precios y menús diarios en este link.

La Piká de Kika se encuentra ubicada en calle Amunategui 604 frente de la plaza, mientras que Konicrima restaurant se localiza en Germán Wulff #695 en Puerto Octay.

Esta nota fue desarrollada con el apoyo del Departamento de Turismo de la Municipalidad de Puerto Octay.

Si te interesa recibir noticias publicadas en Diario Emprende, inscribe tu correo aquí
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?
Un medio especializado de Grupo DiarioSur.

Powered by Global Channel