Bakanes
Por Valentina Cortés Lehuei , 24 de enero de 2024 | 08:05

La Huerta de Gabriel, compartiendo los saberes y bondades de la tierra desde Frutillar

  Atención: esta noticia fue publicada hace más de 2 meses
La Huerta de Gabriel comercializa hortalizas y desarrolla capacitaciones. Crédito: La Huerta de Gabriel
Compartir

Siguiendo su pasión por la naturaleza y el buen vivir, Gabriel Oyarzo desarrolla esta iniciativa que hoy comparte su conocimiento a escuelas, emprendedores rurales e interesados en la agricultura.

Muchas veces la respuesta que buscamos está más cerca de lo que pensábamos.

Esta fue justamente la reflexión que él experto en agricultura en pequeña escala, Gabriel Oyarzo puso en práctica al iniciar La Huerta de Gabriel, en el sector rural de Frutillar, al darse cuenta que su sueño y felicidad no necesariamente tenían que estar lejos del campo que tanto amaba.

El emprendedor toda su vida estuvo ligado a la tierra, las plantas y los animales, teniendo sus primeros recuerdos en la huerta de su familia cuando ayudaba a cosechar habas a su abuela y en los divertidos viajes en la carreta tirada por bueyes mientras sembraban papas.

Esta pasión y recuerdos de infancia no los olvidaría, sino más bien haría de ellos algo muy provechoso con La Huerta de Gabriel, compartiendo con la comunidad y todas las personas interesadas el conocimiento del campo desde una producción sustentable.

Para ello ofrece talleres, capacitaciones, ventas de frutas, verduras, hortalizas y plantas medicinales, además de apoyar a todo agricultor o interesado en emprender en el mundo rural a impulsar su negocio o nuevo estilo de vida.

“Como a la mayoría de la gente de campo, de joven me inculcaron salir a la ciudad a estudiar para tener mejores posibilidades económicas", comenta a Diario Emprende.

"Al cabo de unos años de haber vivido en la ciudad decidí, como decimos en el campo "no ser más mandado de otro" y junto a mi familia regresamos para vivir de la tierra y criar animales”, agrega.

Esta rotunda decisión marcó un antes y un después en la vida de Gabriel y su familia, enfocándose así en seguir sus sueños y no rendirse, siendo esta determinación clave para enfrentar los distintos obstáculos y desafíos que se presentaron en el desarrollo de su proyecto como emprendedor.

Un paso clave fue conseguir el terreno para iniciar su nueva vida en el campo y desde allí el crecimiento de La Huerta de Gabriel se trazó de forma natural, ampliando sus servicios hacia lo que actualmente ofrecen.

“Partimos con la idea de vivir del campo, producir nuestros alimentos y el excedente comercializarlo en ferias, un sueño que fue mutando porque comenzamos a producir nuestras propias semillas y abonos, transformándose en nuestra propuesta de valor y eso derivó en que otras personas quisieron aprender nuestros métodos”, detalla el especialista en emprendimiento rural.

Comenzando a crecer primero con la comercialización de hortalizas y producción de abonos, luego el proyecto alcanzó la producción de plantines, asesorías de huertos y la construcción de los mismos. 

“Un hito muy importante que destaco es que después de tres años de haber partido, pude pagarme mi primer sueldo. Recuerdo que las primeras ventas eran de $25 mil semanales, pero gracias a los ahorros que teníamos, más el apoyo de mi esposa, logramos sobrepasar ese valle de la muerte de los primeros años de emprender”, recuerda con cariño.

Vivir del campo de manera sustentable

Actualmente en sus seis años de trayectoria, con momentos altos y bajos, La Huerta de Gabriel, ha logrado apoyar y entregar su conocimiento a emprendedores y personas interesadas en practicar la agricultura familiar desde su hogar, ayudándolos a “vivir del campo” de una manera sustentable.

Un enfoque que además llega a niños y niñas de la comunidad a través de talleres de educación ambiental gestionados junto a establecimientos, fomentando así el respeto por la naturaleza y cuidado de la misma.

“Viendo en retrospectiva, se que podría haber hecho varias cosas diferentes para llegar más pronto a nuestra situación actual, pero creo que cada error cometido, nos trajo una valiosa enseñanza, que nos permite hoy en día poder compartir de mejor manera lo que sabemos, basados en nuestras experiencias y aprendizaje permanente”, reflexiona Gabriel Oyarzo. 

El experto en agricultura ecológica de pequeña escala junto con agradecer el constante apoyo y respaldo de su familia, agradece a instituciones que lo han ayudado y han confiado en su experiencia para realizar capacitaciones y cursos, tales como Indap, Prodesal, la Municipalidad de Frutillar y Prodemu.

La Huerta de Gabriel, se ha destacado por entregar en cada uno de sus “emprendimientos” un servicio completo, y con una metodología simple y práctica para que sea entendida fácilmente. Aspectos que en un futuro quieren continuar impulsando junto a nuevos proyectos. 

“Nuestra meta principal, es crear la primera Escuela de Saberes Campesinos y Emprendimiento Rural de la Región de Los Lagos", comparte Gabriel a Diario Emprende.

“Por otra parte, dentro de los desafíos actuales se encuentran consolidar cada uno de nuestros emprendimientos, crear un modelo de negocio operacional para cada uno de ellos y hacerlos replicables y fáciles de ser transmitidos a nuestros alumnos”, complementa.

Conoce más sobre La Huerta de Gabriel, consulta por sus productos disponibles, servicios de instalación de huertos y mucho más siguiendo sus redes sociales como @lahuertadegabriel

Esta nota fue desarrollada con el apoyo de la Oficina de Turismo de la Municipalidad de Frutillar. 

Si te interesa recibir noticias publicadas en Diario Emprende, inscribe tu correo aquí
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?
Un medio especializado de Grupo DiarioSur.

Powered by Global Channel