Encuentro Cooperar para Emprender - FRUTILLAR - Programa Dinamiza CORFO 2024

En vivo desde Frutillar
Bakanes
Por Valentina Cortés Lehuei , 20 de mayo de 2024 | 19:00

Manke Cafetería: la libertad de tomar un café de especialidad en un ambiente encantador de Frutillar

  Atención: esta noticia fue publicada hace más de 32 días
Los socios y hermanos Katherine y Héctor Epuyao. Crédito: Manke Cafetería.
Compartir

Conoce el emprendimiento familiar de los hermanos Epuyao en la Región de Los Lagos, que propone una experiencia en donde convergen la calidez, una excelente preparación y una que otra conversación.

Más que sólo un café, un momento para relajarse, compartir y pasarlo bien. 

Estos son algunos de los conceptos que trabaja arduamente Manke Cafetería, un emprendimiento familiar de los hermanos Epuyao que encanta a la comunidad de Frutillar, de la Región de Los Lagos y a los cientos de turistas que se aventuran a recorrer la zona sur del país. 

Este proyecto nace en plena pandemia por covid- 19, cuando Héctor Epuyao, un amante del mundo del café, se propuso hacer realidad el sueño de tener un local pequeño, iniciando con la compra de un triciclo móvil cafetero que llamó enormemente la atención por su concepto cercano y la calidad del producto.

Hoy con una exitosa tienda ubicada en el sector de Frutillar Alto, Katherine Epuyao, la hermana y socia de Héctor en esta aventura, comparte a Diario Emprende cómo fue creciendo esta iniciativa.

“Nuestra familia siempre ha estado ligada al emprendimiento y creo que este interés es algo que nos ha acompañado como hermanos. Héctor siempre estuvo interesado en el café, hizo cursos de barista y empezó a trabajar más fuerte en su sueño de tener una cafetería pequeña. Yo por mi parte comencé con una tienda de mascotas en Frutillar, pero de forma paralela lo apoyaba y le daba ánimos con su proyecto”, relata.

Un emprendimiento al que finalmente se sumó Katherine, para junto a su hermano alcanzar la meta de abrir su local en la ciudad, y dado que la respuesta de la comunidad fue tan positiva, logrando participar en ferias y eventos locales, es que deciden dar el paso más importante y trasladarse a un lugar definitivo. 

“Lo vi pasándola tan bien con su carrito de café, compartiendo con la gente que dije: “Quiero ser parte de esto…” y claro tenía que aprender a hacer café y me integré en la nueva fase de trasladarnos a un local ”, comenta Katherine.

“La decisión de tener nuestro local no fue fácil, porque en ese tiempo como estábamos en pandemia, el montar un negocio desde cero sin saber que nos iba ir bien, nos generaba incertidumbre, por suerte fue sencillo encontrar el lugar ideal”, agrega.

Es así que se instala Manke Cafetería, un nombre inspirado del mapudungun que se refiere al cóndor, su inmensidad y libertad. Características que describen la esencia de este emprendimiento y que buscan transmitir a sus clientes, que la formalidad, a veces impuesto en la cultura del café, no se entrometa en el goce de disfrutar libremente una rica preparación.

“Para mí, personalmente Manke no sólo refleja la identidad que persigue la cafetería, sino también refleja a mi hermano Héctor, en volar libremente, porque de él nació todo eso y queríamos que las personas sintieran eso, de tener la libertad de tomarse un café de especialidad de la forma que ellos quisieran”, detalla la socia.

El espíritu de Manke

Manke Cafetería ofrece a sus clientes cafetería de especialidad con variedad de preparaciones calientes y heladas, cada una de ellas acompañada por un sello de calidad, desde el origen del café, con tostadores locales, hasta la propuesta de imagen y servicio cercano.

Así también, cuentan con una extensa carta especializada en preparaciones de bollería (preparaciones en masa de hojaldre), como rollitos de canela y medias lunas. Para los días de verano también cuentan con helado artesanal de la zona, con variedades especiales para Manke Cafetería.

“La tienda fue muy bien recibida como también este concepto de café chiquitito, que es algo que a mí me impresionó ya que en Frutillar era algo muy nuevo. Entonces se daba este espacio para que las personas se conocieran, salieran un poco del esquema y comenzaran hablar con alguien completamente desconocido", destaca Katherine.

Cada año este emprendimiento familiar da grandes y precisos pasos para su desarrollo, pasando por pruebas, errores y aciertos, hasta alcanzar su propuesta de cafetería actual, en la que destaca la calidad, la atención y entregar un buen momento.

“Ahora somos tres hermanos en el proyecto, con mi hermana Verónica que se integró este año y ve toda la parte financiera. Junto con eso estamos en un proceso muy divertido de cambios, con una marca mucho más sólida y vamos a cambiar un poco el sistema de la cafetería, porque nuestra idea es colaborar con otros emprendedores y espacios para hacer crecer a la comunidad de Frutillar", comenta feliz la socia de Manke Cafetería a Diario Emprende.

Los hermanos Epuyao esperan en un futuro continuar creciendo como negocio familiar, a través de nuevas cafeterías en los lugares más turísticos del sur del país, siempre conservando el espíritu de Manke.

Visita a Manke Cafetería en su local ubicado en calle Cristino Winkler #431, en Frutillar Alto, Región de Los Lagos. Revisa acá un mapa.

Conoce más sobre Manke Cafetería, su propuesta, productos, eventos especiales y sorpresas siguiendo sus redes sociales como @manke_cafeteria

Si te interesa recibir noticias publicadas en Diario Emprende, inscribe tu correo aquí
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?
Un medio especializado de Grupo DiarioSur.

Powered by Global Channel