Emprendedores Binacionales
Por Maria Isabel Triviño , 7 de febrero de 2022

Tante Frida: Historia y claves de un referente del chocolate en Bariloche

Atención: esta noticia fue publicada hace más de 4 meses
Fuente: Cedida.
Compartir

Corría el año 1976. Luis Andrés Brogger emprendía por primera vez en el negocio del chocolate, en su natal ciudad de San Carlos de Bariloche, Argentina. Hoy, 45 años después, el propietario de Tante Frida y presidente de la Cámara de Chocolateros Artesanales de esa ciudad, repasa su historia en este rubro.

En un distendido diálogo con Diario Binacional, este referente en la materia cuenta cuáles han sido las claves que le han permitido mantenerse vigente y durante décadas ser protagonista de esta actividad, que es uno de los símbolos de la gastronomía de la Patagonia Argentina y de toda la nación trasandina.

“A lo largo de los 45 años que tengo en este métier (oficio en francés), el secreto es tenerle mucho cariño al producto que uno hace, al trabajo que uno desarrolla y perseverar. Es decir, no dejar que los contratiempos nos desanimen”, expresa convencido.

Asimismo, el empresario acota que “además está el factor suerte, que también influye en lo que uno pueda desarrollar”.

DESARROLLO

En cuanto a sus inicios en este rubro, Brogger relata que viendo que había un nicho interesante en el producto chocolate empezó a investigarlo y, en sociedad con otras dos personas, abrieron en Bariloche una chocolatería que se llama “Estrella Alpina”. 

Fue entonces que le pidió a la hermana de su madre, que lo acompañara y lo ayudara en este negocio del chocolate, que ella aprendió a hacer ahí. Ella era su tía Frida Juana Goye, quien siendo muy joven había tenido una pensión en Bariloche y siempre estuvo ligada a trabajos en la cocina, como la repostería y pastelería. 

Cinco años después, se terminó la sociedad y una socia se quedó con el negocio. Por ello, Luis se abocó a un nuevo emprendimiento, apoyado por su tía Frida. Se trató de “Abuela Goye”, negocio en el que permaneció 13 años y que rendía homenaje a su abuela, a sus recuerdos de infancia de ir a su casa a comer torta y otros productos de pastelería. 

“Se genera esa relación de trabajo y de buen entendimiento con Frida”, cuenta sobre esta mujer que destaca era muy trabajadora, esforzada y nunca se cansaba. 

Tras irse de “Abuela Goye” en 1994, un año después de la muerte de su tía, dio vida a su actual empresa.

“La idea fue homenajear a esa persona que estuvo a mi lado, en momentos muy especiales”, cuenta Luis, sobre el nombre de su afamada chocolatería Tante (tía en alemán) Frida.

Además, tiene palabras de reconocimiento al apoyo que le brindaron sus padres, valorando que “en un momento crucial me permitieron el uso de su espacio”. 

PRODUCTOS

Durante la conversación con Diario Binacional, Brogger comenta cómo fue evolucionando el negocio a lo largo del tiempo. Partió haciendo chocolates, después empezó a preparar helados y, actualmente, pasó a la repostería y montó una cafetería.

En ese hermoso y acogedor salón sirven chocolate caliente, tortas y toda la variedad de productos que ahí elaboran, la que puede ser conocida en su Facebook Tante Frida chocolates patagónicos o en su página www.tantefrida.com

Además, afirma que se diferencia de otros negocios del rubro por tener una propuesta de elaboración artesanal y de calidad, sumada a la calidez en la atención.

Sobre los productos de Tante Frida con mayor “demandada fiel”, recalca que sin lugar a dudas son dos: el chocolate de uvas (pasas) al ron que tiene mucha aceptación, al igual que el chocolate en rama.

Respecto de la comercialización de sus productos, comenta que uno de los desafíos que tiene es afianzar las franquicias que tiene en Villa la Angostura, El Bolsón, Puelo y, dentro de Bariloche, tienen una en la zona este de la ciudad que se llama Dina Huapi, y otra en la zona oeste, “a la altura del kilómetro 10”.

En este ámbito, confidencia que en el año 90, teniendo el empuje y con el objetivo de promocionar y vender sus productos viajó a Chile y registró la marca en nuestro país, con la firme idea de poder hacer una expansión. “Hoy ya no tengo ese espíritu y esas ganas”, lamenta Luis.   

PROYECCIÓN

Sobre los proyectos de este dulce emprendimiento, creado hace más de 27 años, el comerciante sostiene que “los desafíos de hoy, después de haber pasado la crisis de la pandemia (de Covid-19) son tener un negocio estabilizado, que todo funcione y uno pueda mantener la estructura de todos los empleados”. 

Al ser consultado respecto de si planea seguir desarrollando el negocio o ya está pensando en dejarle el legado a alguien, señala que ese es un tema que aún no tiene resuelto.

En este punto, cuenta que sus cuatro hijos de un primer matrimonio trabajaron en Tante Frida, pero ninguno se quedó.

Y añade que se casó con su actual esposa, que ya tenía dos chicos, y luego nació una niña. “Es decir que entre los míos, los tuyos y los nuestros son siete”, cuenta entre risas

Al minuto siguiente reflexiona que “tengo 71 años y ya es época de que me haga a un costado, pero hay una rutina y cuesta desapegarse. Hacer un negocio es como tener un hijo. Uno lo siente de una manera muy especial y cuesta desentenderse de él”, reconoce el emprendedor y dirigente del gremio.

Luis Andrés Brogger puntualiza que la idea de empezar a desligarse comienza a rondar en él, pero precisa que la forma en que lo pueda concretar aún no la tiene resuelta. “Mientras tanto seguimos”, afirma con una sonrisa este referente del rubro del chocolate de Bariloche.

Si te interesa recibir noticias publicadas en diarioemprende.cl, inscribe tu correo aquí
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?
Un medio especializado de Grupo DiarioSur.

Powered by Global Channel