Encuentro Cooperar para Emprender - FRUTILLAR - Programa Dinamiza CORFO 2024

En vivo desde Frutillar
Punto de vista
Por Valentina Cortés Lehuei , 5 de julio de 2023 | 15:50

El emprendimiento femenino es una carrera y la atleta eres Tú

  Atención: esta noticia fue publicada hace más de 11 meses
La emprendedora, docente universitaria y fundadora Brainer Academy, Paula Osorio. Crédito: Cedida.
Compartir

La coach y fundadora Brainer Academy, Paula Osorio Vásquez, aborda desde su experiencia las luces y sombras del emprender.

¡Hola! Soy Paula Osorio Vásquez, una emprendedora como tú. Me considero una Mujer con M mayúscula, madre de tres bendiciones y esposa de un complemento. 

Quiero darte la bienvenida a este espacio de snack learning, donde compartiré material valioso para ayudarte a conseguir algunas victorias y, de paso, hacer que ignores un poco menos cada día.

Confieso que he vivido y a mis cuarenta y tiernos años, me siento mejor que nunca. Tengo objetivos, tengo salud y me tengo a mí misma. Y si hay algo que no tengo, lo planteo como un objetivo y genero las acciones necesarias para conseguirlo.

En este primer artículo, quiero hablarte sobre el emprendimiento, sus luces y sombras, y cómo el ser la rebelde en la familia, entre mis amigos y colegas hoy me hacen única, rara y fenomenal. 

Cada día, me levanto feliz (o al menos intenso eso) para demostrarles a mis hijos y a mis enemigos lo importante que es perseverar, conocerse a una misma y saber conectar con los demás.

Metafóricamente hablando, para mí, el emprendimiento femenino es una carrera de obstáculos. 

Nosotras, como emprendedoras, enfrentamos desafíos únicos en nuestro camino hacia el éxito. Al igual que un atleta, debemos superar barreras que van desde la discriminación de género y los estereotipos heredados por nuestra mismas madres y abuelas hasta la falta de acceso o el desconocimiento de financiamientos y recursos. Sin embargo, a pesar de estos obstáculos, nosotras, las mujeres emprendedoras, demostramos una resiliencia y determinación excepcionales para superarlos y alcanzar nuestras metas.

Tenemos diversos motivadores para emprender. Decidimos emprender por una variedad de razones poderosas. Al igual que un atleta encuentra motivación en cada paso de su carrera, nosotras buscamos la autonomía y la independencia que el emprendimiento nos ofrece.

 La pasión por nuestro trabajo y la oportunidad de hacer lo que amamos también nos impulsan a embarcarnos en esta carrera desafiante. Además, muchas de nosotras buscamos equilibrar nuestra vida laboral y personal, aprovechando la flexibilidad que el emprendimiento puede brindarnos. 

Y también es justo decir que muchas emprendemos por necesidad económica, para demostrar nuestra capacidad o para complementar y enseñar a nuestros hijos que, si nos proponemos algo, las mamás somos capaces de hacer realidad cualquier cosa.

El emprendimiento femenino no solo nos beneficia a nosotras mismas, sino también a la sociedad y la economía en general. Aportamos una perspectiva única y fomentamos la diversidad en el mundo de los negocios. Además, a medida que creamos y hacemos crecer nuestras empresas, generamos empleo y contribuimos al desarrollo económico de nuestro ecosistema y comunidad. 

El emprendimiento femenino es una fuerza transformadora que trasciende los límites individuales; Nuestra familia también se beneficia, no solo a través de la generación de ingresos, sino también al ser testigos de nuestra fuerza, resiliencia, pasión y determinación.

Al igual que un atleta establece metas para su carrera, nosotras también tenemos nuestras propias metas. Algunas de estas metas comunes incluyen alcanzar la independencia o libertad financiera, crear un impacto positivo en nuestra comunidad y lograr el crecimiento sostenible de nuestras empresas y familias. 

Sin embargo, en el camino hacia estas metas, nos enfrentamos a numerosos obstáculos o “vallas” que debemos aprender a saltar. Desde la falta de apoyo financiero y redes de contacto limitadas hasta el equilibrio entre las responsabilidades familiares y empresariales, debemos superar estas barreras con determinación y estrategia.

Pensando en nuestra “barra o audiencia”, nosotras como emprendedoras debemos identificar a quiénes nos dirigimos con nuestros productos o servicios.

 Es importante comprender las necesidades y deseos de nuestro público objetivo para adaptar nuestra oferta y satisfacer esas demandas. Las emprendedoras exitosas investigan y analizan a su público objetivo, creando propuestas de valor únicas que resuenan con las necesidades específicas de sus clientes. El enfoque, el enfoque y el enfoque son clave en esta elección.

Como atletas femeninas de alto rendimiento, también enfrentamos factores “climáticos” externos e internos que influyen en nuestro desempeño: los factores externos pueden incluir el entorno político, económico, ambiental y social, las políticas gubernamentales y la competencia en el mercado.

Por otro lado, los factores internos pueden abarcar la confianza en nosotras mismas, nuestro autoconocimiento, la capacidad de tomar decisiones y la gestión del tiempo. Las emprendedoras exitosas aprenden a adaptarse a los factores externos y fortalecer los factores internos para superar los desafíos y tener éxito en nuestra carrera emprendedora. 

Como suelo decir a mis estudiantes, el campo de batalla más terrible, oscuro y peligroso es aquel situado entre la oreja izquierda y derecha de nuestra cabeza. Ahí es donde perdemos y ganamos todas nuestras batallas. 

Las atletas debemos visualizar la meta aún antes de correrla; es importante establecer metas realistas que se puedan cuantificar y seguir el progreso hacia su logro. Estas metas pueden ser a corto plazo y a largo plazo, y deben estar alineadas con nuestro propósito, fortalezas y valores. 

Además, para mantener la motivación a lo largo del camino emprendedor, es crucial celebrar los hitos alcanzados y reconocer el crecimiento personal y profesional. "Para liderar a otros, primero debes liderarte a ti misma".

Como en una carrera de obstáculos, nosotras como emprendedoras debemos tomar decisiones estratégicas sobre en qué batallas enfocar nuestros recursos y energía. No todas las oportunidades son igualmente beneficiosas, y es importante priorizar y seleccionar las oportunidades adecuadas que se alineen con nuestros intereses.

Al igual que un atleta selecciona las pruebas en las que tiene más posibilidades de destacar, las emprendedoras exitosas toman decisiones informadas y estratégicas para lograr el éxito en nuestra carrera emprendedora. Un No simplemente, es una “nueva oportunidad”

Tal vez mis competencias y recursos personales e interpersonales este año no harán que gane los 200 metros planos; sin embargo, entrenando lo que ya tengo, sé que con disciplina puedo ganar los 100 metros con comodidad.

Para finalizar y como dice la autora en emprendimiento Saras D. Sarasvathy, “con lo que tengo, hago” así que mírate cada día en el espejo, refleja tu mejor mentalidad y cuenta de cinco a uno y simplemente “hazlo ya”!!!.
 

Si te interesa recibir noticias publicadas en Diario Emprende, inscribe tu correo aquí
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?
Un medio especializado de Grupo DiarioSur.

Powered by Global Channel