Economía Circular
Por Maria Isabel Triviño , 28 de diciembre de 2021

Ecopura, un modelo de negocio sustentable que marca diferencias

Atención: esta noticia fue publicada hace más de 5 meses
Annyela muestra productos exisla tienda de Puerto Varas. (Fotos: Ecopura)
Compartir

Apuntando a una economía circular, Ecopura da cuenta de una forma distinta de hacer negocios, cada vez más conocida y respaldada por empresarios de todo el mundo.

Sus propietarios son Annyela Klocker Bohle, fundadora de este emprendimiento y dueña del 80%, junto a su socio Rodrigo Kauak, quien posee el 20% restante. 

Al frente de esta Pyme de Puerto Varas, a la que le sobran elementos que la diferencian de la gran mayoría de las empresas, se encuentra esta ingeniera comercial de 42 años.

En línea con el rubro en el cual destaca Ecopura, relata los orígenes y primeros pasos de este emprendimiento hacia el año 2007,sus fundamentos y desarrollo, entrelazándolos cual si fueran hebras de una lana; esa misma que da vida a sus productos de gran calidez y sello propio.   

EL PRINCIPIO

Annyela es de Puerto Varas y recuerda a Diario Emprende que antes vivía en el campo, en el sector de Llico, hacia la Cordillera del Sarao, comuna de Fresia. Cuenta que ahí se crió y pasó parte de su infancia, por lo que siempre estuvo muy relacionada con el tema de la lana.

Comenta que luego, cuando estudiaba la carrera de Ingeniera Comercial, encontró que ésta decía relación con un sistema muy piramidal, con el cual no se sentía completamente cómoda, respecto de cómo podían ser los negocios.

Y cómo no, si la formación de esta hija de un padre muy ambientalista no apuntaba “solo a hacer dinero para estar bien, sino que a caminar de la manera más congruente posible de lo que hoy recién llamamos economía circular, lo que aprendí desde pequeña”, explica.

Desde entonces han pasado más de 20 años y, como entonces, sigue siendo partidaria de un trabajo colaborativo, que se torna mucho mejor si en él está involucrada la sociedad.

Gran calidad, muchos años años de duración y elaboración con materias primas 100% naturales, son algunos de las características de estos productos, que no pasan de moda. 

CONCEPTOS

Con esta visión de negocio, y como le gustaba mucho la lana, a modo de hobby fue viendo cómo poder actualizar ciertas prendas que pesaban mucho y hacerlas “un poco más a la vanguardia”.

Y, si bien nunca estudió diseño, ella y otras personas comenzaron a desarrollar esa labor en Ecopura y empezaron a hacer prendas.

“Después, la marca se volvió un poco más conocida, ganamos algunos premios; nos invitaron desde el Gobierno de Alemania al Fashion Week de Berlín el 2014 y también desde el Gobierno de Perú”, recuerda la creadora de la Pyme. 

Agrega que, como su padre y hermanas vivían en California, Estados Unidos, en esa época iba y se quedaba un año, lapso en el cual estudiaba lo que pasaba en ese estado en un comercio que involucraba productos locales. 

TAMBIÉN EN PUERTO VARAS

Luego, fue viendo cómo podía trasladar a su ciudad, Puerto Varas, lo que iba estudiando y aprendiendo.

Entonces, a pulso y aportando al rescate de uno de los oficios que se va perdiendo, fue dando vida a un modelo de negocio en el cual empezó a formar una red de tejedoras, con personas que trabajaban en diferentes partes, como por ejemplo Puerto Varas, Llanquihue, Frutillar, Fresia, Los Muermos, Llico, Los Guindos, Puerto Montt o la Carretera Austral.

De esa forma, se fue forjando Ecopura, el primer emprendimiento certificada en textiles, “cuando empezó la certificación B el 2014”; la misma que actualmente capacita gratis a estas tejedoras, diseña y les entrega la materia prima, que estas mujeres trabajan desde sus casas. 

VENTAS

La emprendedora de Puerto Varas relata que fue así como han ido preparando colecciones bajo marcas de tiendas de retail como Falabella, Ripley, Almacenes Paris, Rockford e incluso Greenpeace a nivel nacional. 

Y con satisfacción cuenta que, actualmente, están en el marketplace de esas tiendas, pero ya con la marca Ecopura.

Sobre sus productos, recalca que “duran 30 años, son de gran calidad, no pasan de moda y se elaboran con materias primas 100% naturales”.

Al respecto, comenta que antes usaban algodones orgánicos y tejidos, lo que cambió después del estallido social, debido a problemas para traer algodones orgánicos desde otros países. Por eso, hoy están dedicadas solo a los tejidos, tarea que subraya jamás interrumpieron durante la pandemia.

EN PANDEMIA

Relata que, pese a las restricciones que por razones sanitarias ha habido desde marzo de 2020, nunca cerraron; salvo cuando tuvieron casos Covid o cuando Puerto Varas estuvo en cuarentena. Siguieron trabajando y despachando desde los distintos puntos en los que estaban. 

“En su momento, dimos más trabajo que nunca”, relata con orgullo y detalla que “ellas pudieron producir porque tenían más tiempo unas y, otras, por una necesidad debido a que habían perdido su fuente laboral”.

Asimismo, como en todo negocio, un aspecto fundamental lo constituyen las ventas. Y, lejos de ser una excepción, este es un tema muy importante para este emprendimiento de Puerto Varas, que hace diez hace años tuvo apoyo y recibió fondos de organismos como Sercotec (Centro de Negocios de Puerto Varas) y Corfo. 

Hoy no cuentan con un respaldo de ese tipo y, por ello, esta emprendedora señala que entre sus objetivos destaca el dar a conocer Ecopura, contar la historia de la empresa, difundir la marca y destacar su sello.

En este contexto, Annyela Klocker, quien durante años ha apostado por una nueva forma de elaborar y comercializar sus productos, invita a la gente a conocerlos y adquirir sus productos, ya sea en su tienda ubicada en calle San Francisco 333 de Puerto Varas o a través de la página www.ecopura.cl, como también visitar la oferta de este emprendimiento en su red social Instagram.  

 

 

 

 

Si te interesa recibir noticias publicadas en diarioemprende.cl, inscribe tu correo aquí
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?
Un medio especializado de Grupo DiarioSur.

Powered by Global Channel